martes, 13 de noviembre de 2007

EL TIEMPO SIEMPRE ES CORTO PARA AMARLOS


Este dia he tenido un miedo inmenso. Miedo a la muerte, a la prueba de que todos somos mortales aun los seres que más amamos. He visto a Mila muy cansada y decaida. Y tengo miedo. Tengo un miedo inmenso de que llegue la hora en que deba de dejarme e irse a volar a un cielo que está más lejos del que vemos todos los días. Hemos estado juntas 9 años..han sido años maravillosos de cariño, conocimiento, ternura, de nietos llegados al mundo al amanecer. No concibo la vida sin Mila… y esta cercania de la mortalidad me ha llenado todo el dia de terror.
Nos enfrentamos con la muerte casi todos los dias, sin embargo cuando uno de nuestra familia esta cerca del umbral que debiles e inexpertos nos sentimos..que apesadumbrados. Nosotros que damos consejos y solemos reconfortar a quien pierde un animal que ama, de pronto nos descubrimos absolutamente frágiles, aterrorizados, absortos en nuestro propio dolor, en nuestro miedo punzante de vernos sin ellos, de saber que pueden sufrir….No puedo vivir sin Mila me digo una vez y otra, porque ambas somos indispensables la una para la otra (quizás más ella para mí) a pesar de nuestra distancia, de nuestros ritmos de vida. Nos miramos todos los dias, nos sentimos, escuchamos latir nuestro corazón. Todas las mañanas despierto con la confianza que veré un copito blanco que me mirará intrigado y anhelante y ella sabe que me verá acercarme al palomar a estamparle sus besos matutinos antes de irme a trabajar y recordará como antes de tener novio que hasta queria quedarse a dormir conmigo.. En 1999 Mila llegó a mi vida y juro por Dios que fue de las más grandes bendiciones que haya experimentado. Estaba siendo acorralada a pedradas por un mocoso miserable; estaba tan asustada con sus alitas cortadas tan al ras que daba la impresión de estar manquita. Recuerdo, sino me equivoco, que fueron Milagros y Fabiana quienes la rescataron y me la trajeron como un premio en una caja enorme. Asi se convirtió en parte de mi mundo. Los primeros días sólo quería estar junto a la familia y se metia por la ventana a los dormitorios a jalarnos el cabello, a picarnos en las cejas para que despertemos y poder acurrucarse al lado de nuestro cuello mientras atardecía y los últimos rayos de sol se perdían. Cuando tuvo novio se olvidó un poco de nosotros e intento traer a su galán a la casa, pero él era demasiado desconfiado. La dejó sola con 2 huevitos a cuestas y una gran responsabilidad. Mila fue la mejor mamá soltera de todo el mundo. La pareja de palomas se alternan el trabajo de empollar los huevos para poder alimentarse. Pero Milita hacia todo el trabajo sola. Comía apresuradamente y luego corria desesperada hacia su nido. Ha sido la palomita y la mamá más valiente del mundo.Recuerdo bien el dia que mi primer nieto vino al mundo …será por eso que la amo tanto porque ella me ha hecho abuela por primera vez. Huey y su hermanito nacieron una madrugada llena de emoción. Aún recuerdo claramente el sonido de los cascarones rompiéndose y los primeros grititos de sus hijos. Uno murió a las pocas horas de nacer, pero Huey quedó como el milagro más patente de la vida y después se convirtió en la pareja de Mila hasta hoy, que ya llevan 8 años juntos. Jamás se han separado y a veces pienso que harian el uno sin el otro. Al hablar de la organización del palomar, los colombófilos hablan sobre los espacios destinados a los machos viudos; ellos literalmente pueden morir de tristeza. Creo de verdad que Huey moriria sin Mili, igual que yo. Los dos la necesitamos para respirar, para sentirnos vivos.
Ahora la veo y recuerdo que de todos mis hijos es la palomita que casi nunca se ha enfermado. Ha sido un ángel muy fuerte y sano, lleno de vida. Dice la Biblia que en Pentescotés el Espíritu Santo bajó en forma de lenguas de fuego sobre la cabeza de los Apóstoles. Para mí el Espíritu Santo llegó un Día de los Animales en octubre de 1999 en la iglesia San Francisco, en forma de una hermosa paloma blanca . Esa era mi Milita. Por eso ella es tan sabia y ha estado tan llena de amor. Qusiera que ella fuera eterna, que nunca nos dejáramos la una a la otra; pero la mortalidad nos alcanza aunque no lo deseemos, aunque huyamos de ella, aunque embebidos en nuestro amor por ellos no la percibamos. Acabo de leer que han habido palomas que han vivido hasta 15 años!! Que maravilla, pensé..eso quiere decir que Milita y yo podríamos estar juntas 7 años más. Ilusa yo, pensé después. Porque.. ¿qué son 7 años cuando amamos a alguien con todas las fuerzas de nuestra alma?. No son nada. El tiempo para amarlos a ellos siempre será demasiado corto aunque este tiempo sea la eternidad misma.

11:28 pm 04-11-07

video

No hay comentarios: